miércoles, 18 de abril de 2012

DESCRIPCIÓN - VIAJE DE SULTÁN A EGIPTO. POR NACHO

Sultán es una mascota y además un gran viajero. Uno de sus viajes fue el de Egipto, en él aprendió muchas cosas sobre las pirámides. Gracias a este viaje nos enteramos de que hay unas pirámides muy antiguas y famosas en Egipto. Estas fueron construidas hace mucho tiempo para enterrar en ellas a los reyes del antiguo Egipto. Su forma fue variando con el tiempo: al principio eran pirámides “escalonadas”, después fueron pirámides “acodadas” (en ellas cada cara tiene dos pendientes). Por último, están las llamadas pirámides clásicas cuyas caras son lisas, que se usaban para enterrar faraones. Las más famosas son las de la meseta de Guiza, cerca de El Cairo (capital de Egipto).
Las pirámides encierran varios misterios; el principal es cómo fueron construidas, ya que son edificios muy grandes que necesitaban de un gran conocimiento e importantes artilugios de madera, y rampas. Aunque hay varias teorías, no se sabe cómo se edificaron.
También es un misterio quiénes las construyeron. La teoría más famosa es que la hicieron miles de esclavos, sin embargo los últimos estudios dicen que fueron obreros bien tratados y alimentados.
Los reyes y faraones, antes de ser enterrados, se hacían momias. Eso se hacía quitándole al cuerpo los órganos internos y echándole sales, especias y por último lo envolvían con vendas. Así conseguían que el cuerpo se conservara en muy buen estado. Esto lo hacían porque los egipcios creían en que el alma seguía viviendo después de la muerte pero para ello tenía que seguir existiendo el cuerpo. Por eso también los enterraban con todos los objetos necesarios que habían utilizado durante su vida, y sus riquezas.
Muchas de esas momias siguen existiendo hoy en día. Hay en distintos museos, por ejemplo en el Museo Británico de Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada