jueves, 19 de abril de 2012

SULTÁN EN LONDRES.POR CECILIA



Era un día nublado y lluvioso. En nuestra casa sentaditos en el sillón viendo llover y muy calentitos en el sofá . ¡rin,rin,rin!.
Tocaron al timbre.- ¿quien será?- dijo Sultán muy asustado- yo fui a abrir, era Swit, mi tortuga .La cuidaba mi madre,yo le pregunte que qué hacía, ella me dijo que se iba a quedar aquí para todo el tiempo.
Sultán se metió debajo de la mesa cuando ella entró, yo cerré la puerta. No encontramos a Sultán , Swit dijo-¡ oye Cecilia ! ¿no escuchas algo debajo de la mesa?- yo dije: si, ya sé donde está Sultán. Se encuentra debajo de la mesa.- También le dije que saliera, y lo hizo temblando de miedo .
Yo los presente a los dos y se hicieron amigos .
Luego pensé de pasarnos un día divertido ,pusimos la televisión y en una noticia ,salio que el ojo de Londres ya funcionaba. Entonces les dije- a los dos- ¿queréis que comamos en el restaurante de la Torre Eiffel?
Ellos dijeron que si , yo dije de- ducharnos y vestirnos para poder ir ha almorzar , todos nos duchamos y nos vestimos.
Salimos a la calle ,hacia un frío tremendo , la lluvia calaba el paraguas , nos caía en aquella cara tan calentita. Swit dijo-¡ venga vamos rápido ,que hace mucho frío.!
Cuando llegamos no sabíamos lo que pedir para comer ,yo me pedí un un relleno eiffel “un sándwich completo” Swit se pidió, una ración de gambarustoreiffel “era una ración de gambas con queso roquefort ” Sultán pidió, una habureffel “ era una hamburguesa con bacón y jamón”.
En la hamburguesa de Sultán venia un papelillo ponía que un hombre iba vestido con capucha negra, sombrero verde soldado y unas botas.
Estaba investigando para, quitarle el tornillo mas grande al ojo de Londres y así para que rodara y se montara en el río.
Cuando acabamos de comer, fuimos al ojo de Londres
¡allí estaba aquel extranjero! .
Montado en el Ojo de Londres, nosotros nos montamos con él. Nos preguntó que donde estaba el tornillo mas grande de aquella noria ,nosotros no le respondimos y se bajó .
Alguien se lo dijo, porque cuando nosotros nos bajamos el estaba en una escalera de 3 metros subido, con un gran destornillador, lo estaba desaflojando, la pandilla de la amistad que eramos nosotros tres le movimos la escalera .El se calló, lo cogimos Swit y yo. Sultán le quito la vestimenta , ya sabíamos quien era , ¡Rodolfo! Si, ¡no digáis que no lo conocéis!
es el que robo la aguja del reloj del Big Ben, estaba metido en la cárcel ¡no se como se salió !.
Sultán llamó a la guardia, la guardia dijo que se había escapado hace unas semanas , lo estaban buscando.
Ellos dijeron, que le habíamos hecho un gran trabajo para ellos .
Nos lo agradecieron dando unas clases de policía, aprendimos mucho y al Ojo de Londres nunca mas le pasó nada.

La aventura se llamo: LA AVENTURA DEL LADRÓN PERDIDO.

De :Cecilia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada